StartUp Republica

MEMORIA INTERVENCIÓN PATRIMONIAL EDIFICIO REPUBLICA

La propuesta de intervención patrimonial, sobre un inmueble siniestrado, busca redestinar el uso al orientar a espacios flexibles de trabajo para potenciar y diversificar el carácter educacional del sector. Para esto se hace necesario consolidar y reestructurar las fachadas originarias, al construir un nuevo edificio que recomponga el ritmo de uso y actividad que hoy se encuentra interrumpido por el vacío programático que dejó el incendio, donde sólo quedó la fachada de forma escenográfica. Se entiende como un espacio mixto, tanto en su uso como su materialidad, el cual considera en su propuesta, los vestigios de la casona destruida, en donde se podrá trabajar, comer, pasear y disfrutar en medio del barrio universitario de Santiago.
El año 2016 un devastador incendio dejó en ruinas una antigua casona, de principios del siglo pasado, declarada de Conservación Histórica, ubica en la tradicional Av. República del centro histórico de Santiago. La casona original fue concebida como un edificio de departamentos, de tres niveles con un jardín posterior. Con el pasar de los años, junto con el barrio, sufrió diferentes cambios de programa desde su concepción original, terminando como un edificio de uso académico y su jardín se edificó precariamente.
Sólo quedaron en pie sus fachadas, frontal, posterior y los muros de medianería perimetrales, todos de albañilería simple, de tres niveles de altura. El interior que se había ejecutado originalmente en madera y la edificación que ocupó el jardín posterior se perdieron, dejando dichos muros en una situación inestable. La fachada principal tiene un valor de conjunto con la casona de esquina contigua y mantiene el carácter histórico que le da gran valor a la avenida. Por lo que era muy importante, tanto para el Consejo de Monumentos Nacionales como para la Dirección de Obras Municipales preservarlos.
El proyecto entonces parte de la base de rescatar no sólo la fachada principal del edificio, fue condición de ambas entidades conservar los cuatro muros que contenían el proyecto originario, los dos medianeros y el muro posterior que delimitaba el edificio con el desaparecido jardín.
La estrategia de intervención del proyecto tuvo como objetivo soportar los muros existentes, respetando y manteniendo la imagen del conjunto preexistente y del entorno inmediato, entendiendo el carácter patrimonial que posee tanto el Inmueble de Conservación Histórica, como el sector, el cual se presenta como un barrio consolidado. Para esto se propuso una estructura interior que soporta y utilizara las fachadas existentes como propias, a través de una edificación contemporánea de gran espacialidad, flexible, que permita la mayor cantidad de usos posibles al interior del nuevo edificio.

Ocupando la condición del plan regulador, que exige en el sector dejar un 30% libre de edificación por piso, se optó por concentrar este vacío exigido, en un sólo patio central que lleve; luz natural, ventilación al interior del edificio y concentrar las circulaciones horizontales y verticales en este lugar, convirtiéndose en el centro o corazón del proyecto. Para esto se dispuso un edificio que enfrenta a Avenida República, que se hace cargo de la fachada principal, iluminándose naturalmente tanto desde la calle como por el nuevo patio y otro edificado en el lugar del antiguo jardín, que se ilumina y ventila por el patio central propuesto, cargándose de la fachada posterior del edificio originario, pero en este caso esa fachada imponente de albañilería simple, sin estuco, rotunda y sin detalle, deja su interior expuesto como fachada del patio interior, que sumada a los muros de medianería del edificio, de igual condición, construyen una atmósfera de contraste entre la calidad material del ladrillo, la estructura metálica de las circulaciones verticales y horizontales y el hormigón contemporáneo.

Para poder ejecutar el nuevo proyecto, hubo un trabajo de logística complejo. Se inició con el reforzamiento de las fachadas existentes con estructuras metálicas que se irían desmantelando a medida que la edificación definitiva, de hormigón, fuera haciéndose cargo de la estructuración de los muros de albañilería existentes a conservar. Como el nuevo proyecto buscaba rentabilizar de mejor manera el predio, se diseñaron dos niveles bajo el nivel natural del terreno, para lo cual este reforzamiento debió contemplar esos nuevos niveles inferiores, con el fin que al escavar, para darles cabida, no perdieran sustentación los muros de albañilería y permitir ejecutar la nueva edificación con seguridad.

Ficha Técnica

  • Arquitectos
  • Arquitecto a Cargo
    Martin Schmidt Radic
  • Arquitectos colaboradores
    Paloma Sánchez
    Leonardo Gaete
    Jessy Meléndez
    Rosario Muñoz
  • Constructora
  • Calculo
  • Paisajismo
  • Fachadas
  • Asesoría Doble Piel
  • Tabique prefabricados
  • Superficie construida
  • Año de diseño y construcción
  • Fotografías
    Martin Schmidt Radic